Kapé Kapé expuso los resultados de investigación sobre la falta de acceso al agua potable en comunidades indígenas

La organización Kapé Kapé realizó el foro “Falta de acceso al agua potable en las comunidades indígenas de Venezuela”, donde se expusieron los hallazgos del informe que lleva el mismo nombre.

La actividad contó con la participación de los asesores Isabelina Rodríguez y Carlos D´Suze, así como parte de los investigadores de la organización, quienes realizaron el levantamiento de la información en el trabajo de campo visitando 26 comunidades para entrevistar a 90 familias.

El informe realizado en los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, revela que la falta de acceso al agua potable es un problema que afecta a la mayoría de las comunidades indígenas de estas regiones.

En relación a las principales fuentes de abastecimiento de agua en las comunidades indígenas, se evidenciaron patrones similares, siendo las opciones más destacadas el suministro mediante pozo con bomba y recolección del río, en Amazonas con 55%/40% y Bolívar 55%/35%. En el estado Delta Amacuro, las opciones más destacadas fueron el suministro por acueducto, pila de agua y la recolección del río en 40%/30%/25%.

Isabelina Rodríguez, asesora de la organización que estuvo al frente del diseño y análisis de la investigación, agregó que el suministro mediante pozo con bomba presenta dificultades en la generalidad de las comunidades indígenas seleccionadas, pues en la mayoría de estas comunidades el servicio eléctrico es interrumpido al menos una vez a la semana.

Por su parte, el doctor Carlos D´Suze, reiteró que la falta de acceso al agua potable tiene consecuencias en la salud y en la vida cotidiana de las personas.

Según los datos arrojados por la investigación, las consecuencias más comunes son la alteración de las tareas domésticas, la higiene personal y la alteración del horario por la recolección de agua. Otras consecuencias menos comunes son la no asistencia a clases y el desarrollo de afecciones como diarreas y vómitos.

El informe destaca que el derecho humano al agua y al saneamiento está ausente en las comunidades indígenas seleccionadas y que, este derecho, al interrelacionarse con otros como la salud, el trabajo, la educación y el propio derecho a la vida, sitúa a estas comunidades en una situación de mayor fragilidad.

Los participantes del foro coincidieron en que es necesario que se tomen medidas para garantizar el acceso al agua potable en estas comunidades indígenas y se respeten sus derechos humanos.

Noticias Relacionadas